Radolfzell

Estudiar en Radolfzell:
¿Para quién es Radolfzell?

Radolfzell ofrece la oportunidad de aprender alemán en una ambiente de aventura y diversión. Navegación a vela, surf, golf, tenis, vóley playa, fútbol, escalada y equitación son sólo unos cuantos ejemplos. Ideal para ingresar a un Studienkolleg donde te prepararás para aprender y alcanzar el nivel de alemán que te ayudará a ingresar a una universidad alemana y disfrutar de una gran oferta cultural con conciertos al aire libre a orillas del Lago Constanza y conocer otros estudiantes internacionales en la academia de verano de la ciudad, la cual  se llena de jóvenes músicos de todo el mundo.

Estudiando en Radolfzell se podrá aprender de la cultura de la zona con las fiestas tradicionales celebradas en diferentes épocas del año: el Carnaval Alemannisch en invierno, la Fiesta Hausherren con la procesión acuática Moos (Mooser Wasserprozession) en julio y la Fiesta Bülle en otoño.

Información de interés

8932

Más sobre Radolfzell

Radolfzell es una de las ciudades más bellas del sur de Alemania y de las mejores para el aprendizaje del alemán. Se encuentra cerca de la frontera con Suiza y su buena ubicación, a orillas del lago Constanza, ofrece una amplia oferta de actividades deportivas y excursiones a los alrededores, ideales para los estudiantes internacionales que escogen esta ciudad como su destino para aprender alemán. Su parte antigua tiene un encanto tradicional con una gran plaza y mercado al igual que una catedral de estilo gótico. Su aire mediterráneo en la época de verano hace que quienes esten estudiando para ingresar a a una universidad alemana  o estén preparando su examen TestDaf, tengan un equilibrio entre estudios y relajacióm, gracias a sus diversos restaurantes, terrazas y modernas tiendas así como el largo paseo que se pueden dar a orillas del lago.

El paisaje natural de la ciudad y sus alrededores, el casco antiguo de la ciudad y una historia de casi 1.300 años hacen de Radolfzell un atractivo lugar. Es una ciudad pequeña pero ofrece una gran oferta de ocio y deporte. Sus habitantes son conocidos por su simpatía y actitud abierta. Se puede llegar a todas partes de la ciudad en poco tiempo, lo que es una gran ventaja y aún más cuando quieres realizar tu curso de alemán sin dejar de visitar y vivir la ciudad de Radolfzell.